5 razones por las que me gusta el fútbol

Con la culminación de la Champions y el inicio de la temporada mundialista, ha sido casi que obligatorio contagiarse con la emoción del fútbol. Más si eres de un país en donde este deporte además de verse, se vive y con toda la pasión que corresponde.

Así que hoy traigo una reflexión personal con la que quiero compartir las razones por las que me gusta el fútbol.

1. El fútbol no es un asunto netamente masculino.

Empecemos por los mensajes que de alguna manera nos imponen estereotipos y nos discriminan a las mujeres. Hablo de aquellos con los que se da por sentado que a las mujeres no nos gusta este deporte y si prestamos algo de atención es porque lo que realmente nos interesa son los cuerpos y las parejas de los futbolistas.

No voy a negar que más de una nos enganchamos a esos temas, pero no por ser mujer automáticamente es lo único que podemos ver.

Yo soy mujer y me gusta ver cada partido acompañada de alguien que me explique quien es cada jugador, por cuáles estrategias se destaca cada equipo y que habilidades tienen los jugadores para finalmente terminar dando opiniones como si fuera una experta en el tema.

Y para cerrar este punto, deben saber que la Liga Profesional Femenina de Fútbol de Colombia consiguió, en el 2016, la creación del primer campeonato profesional. Lo que muestra avances a nivel deportivo y femenino, señoras y señores.

2. El fútbol tiene mucho kilometraje.

Tendré que conseguir más estudios que apoyen mi teoría, sin embargo no puedo negar el hecho de que he visto un cambio drástico en las actividades de entretenimiento de mi círculo social.

Algunos amigos han cambiado las fiestas por practicar algún deporte, varios conocidos ahora tienen sus redes sociales invadidas de sus fotos en competencias y los padres están poniendo a sus hijos en academias y ligas, inspirados en gran parte por ver como el nombre de nuestro país retumba de manera positiva en esta industria y con la esperanza de describir en ellos o sus hijos el potencial para continuar con el legado que Colombia está sembrando.

3. El fútbol tiene el poder que una elección presidencial no alcanza.

Para esto no necesito un estudio que me apoye, cualquiera que sea colombiano de sepa no me dejará mentir al decir que el país cierra cada vez que hay un partido de la selección.

Un mundial representa logros como llegar siempre a tiempo a una reunión, eso sí, si está se trata de ver el partido, o coordinar de manera muy organizada y sin margen de error el plan para ver un encuentro entre Colombia y algún país con el que hayamos perdido una vez anterior.

En un país en donde reina la corruption y no se sabe quién compró más votos en las pasada elecciones, ver a muchos colombianos estar de acuerdo en algo es refrescante.

Lastima que no logre unirnos más allá del partido y lastima que ese poder no alcance para que coincidamos en decisiones importantes como votar por el futuro del país.

4. El fútbol es espacio de expresión masculina.

En un solo partido puedo ver a más de uno gritando de felicidad, haciendo promesas a Dios con mucha fe y llorando con el alma sin sentir vergüenza alguna de ello.

Es tonificante ver que esa tonta frase de ‘los hombres no lloran’ se desvanece en momentos como estos y los hombres están dispuestos a vivir su vulnerabilidad en su máxima expresión.

5. El fútbol planta a Colombia en nuevos radares.

Todos sabemos que uno de los deportes más populares a nivel mundial es el fútbol, así que lo que suceda bajo su manto se convertirá en noticia para el mundo.

Ver que en solo 4 años varios colombianos que sólo soñaban con el fútbol internacional ahora hacen parte de una liga europea y juegan de la mano con los más grandes de este deporte es tal vez una de las cosas que mejor podríamos presumir sobre nuestro país.

Las historias de narcos y prepagos ha propagado la imagen que a nosotros más nos duele, así que contar con opciones de impacto positivo que lleven el nombre de nuestro país es muy valioso para mi como Colombiana.

Que bonito sería que cada vez que digo que soy Colombiana, en vez de escuchar un Pablo Escobar, yo pueda sonreírle a quien me pregunta porque me sale con un James, Falcao o Yerry Mina.

Ya no estamos en el mundial, pero este en particular me sirvió para sentirme orgullosa de mi país y extrañar la tierra de quienes vivimos la pasión del fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: